?

Log in

Diario de a bordo de la Arianjó, Navegante's Journal
14 most recent entries

Date:2005-06-14 20:32
Subject:Ah, París, París...
Security:Public
Mood: working

Inabarcable, sorprendente, monumental, frío, cultural, delicioso, agotador, colorista, vivo, osado, patriótico, artístico, intenso, verde, multirracial, atascado, olímpico...
Todo eso y mucho más ha sido el PARÍS que yo he descubierto.
¿Alguien se viene a dar una vuelta?
[Viajar a París]


Y además, una encuesta sobre gustos literarios, un encuentro con Carlos Núñez, el nuevo libro de F.Rodríguez Criado...

www.maremaris.com, un lugar en alguna parte

8 comments | post a comment



Date:2005-05-12 22:03
Subject::)))))))))
Security:Public
Mood: tired

[gracias por el soplo, miraclemercy]



MAREMARIS
M is for Misunderstood
A is for Amazing
R is for Refreshing
E is for Expressive
M is for Mushy
A is for Animated
R is for Revolutionary
I is for Impassioned
S is for Saucy


6 comments | post a comment



Date:2005-05-09 23:22
Subject:cosas, cosas...
Security:Public
Mood: productive

Batracios y gusanos, hábitos de lectura y esculturas increíbles pero ciertas en

un lugar en alguna parte

post a comment



Date:2005-05-03 14:23
Subject:corriente alterna
Security:Public

estoy pensando que voy a asociar de algún modo el journal a la web.
Cada vez que actualice la web, haré un link desde el journal.
Será un modo de tenerlo vivo, y a la vez independiente para cuando quiera colgar algo ajeno a la web.
:-)

Eso es.

Un link a un lugar en alguna parte

:) alehop!

post a comment



Date:2005-01-31 20:36
Subject:Un lugar en alguna parte
Security:Public
Mood: satisfied

No quisiera decir que con esto olvido mi journal: aunque le haga poco caso le tengo cariño y me gusta venir y dejar algo de vez en cuando, como quien va de visita a casa de un amigo y le lleva un pequeño detalle.
Pero acabo de inaugurar un rincón nuevo para llenar de cosas, y te invito, lector, a que te des un paseo, y te quedes, si quieres.

www.maremaris.com

post a comment



Date:2004-11-11 21:32
Subject:Al otro lado de la partitura
Security:Public
Mood: thankful

Por fin.

He entrado en la FNAC y después de casi diez años de pereza mental o de falta de iniciativa, o de dinero, o yo que sé, me he comprado doce CD's de música clásica. Diez de ellos para las audiciones en clase de los alumnos -obviémosolos, música del Renacimiento, temprana, no demasiado elaborada, el principio del principio: Machaut, Ockhegem, Desprez, el Llivre Vermell...

Los otros dos, lo reconozco, por pura necesidad vital, por saldar cuentas.

El primero, algunas obras para piano de Liszt, con dos monumentos: el Vals Mephisto nº1 y la Sonata en Si menor- y una guinda: El Valle de Obermann, de los "Años de Peregrinaje".

El otro, la Sonata nº 2 para piano de Rachmaninov.

Los he comprado porque volver a escuchar el Mephisto y el Valle de Obermann significa recuperar un par de años de mi vida que no quiero que se me escapen jamás.

El Mephisto: la historia de Fausto que vende su alma a Mefistófeles, el diablo, a cambio del amor de Margarita. Recuerdo a Óscar, mi compañero del Conservatorio, tocándolo. Igual que recuerdo a Tony, mi compañero y hermano del alma, tocando el Valle de Obermann. Les costó dos años de su vida, dos años que compartimos casi segundo a segundo, encerrados en las cabinas, estudiando como posesos, seis, ocho horas diarias. Mientras ellos se hacían con el Mephisto y el Valle, yo me hacía con el Corpus Christi en Sevilla de Albéniz y el Sposalizio de Liszt.

Si se escucha el Vals Mephisto con atención se puede "ver" llegar a Mefistófeles, regodeándose, a una fiesta de boda. Tras una introducción maléfica, en la que hace alarde de su arte, Mefistófeles ve a Fausto. El tema de Fausto se hace presente, y ahora es Fausto quien camina por la sala, orgulloso, seguro de sí mismo, relativamente feliz. De pronto, al fondo, en un rincón, descubre a Margarita. Todo se detiene. Fausto, maravillado, enmudece y avanza despacio, muy despacio hacia Margarita, que de pronto le mira. Fausto habla, Margarita responde tímidamente. Mefistófeles, que contempla la escena, toma un violín y decide tocar un vals para que los dos bailen. Fausto, viejo y enamorado, venderá su alma a cambio del amor de Margarita. Ambos bailan, y bailan y el ritmo cada vez es más frenético, más lascivo, más carnal. La música se convierte en una locura de la técnica, que, entre los ecos de la voz de Margarita y los recuerdos de la voz primera de Fausto, nos lleva al triunfo de Mefistófeles.

La locura.

Y luego, el Valle de Obermann, una delicia terrible que Liszt compuso a raíz de la lectura de "Obermann", del escritor francés Senancaur. "Vasta conciencia de la naturaleza por todos lados abrumadora e impenetrable, pasión universal, indiferencia, elevada sabiduría, abandono voluptuoso, todos los deseos y todos los profundos tormentos que el corazón humano puede sostener, todos los sentí todos los sufrí esa noche memorable", dice Liszt sobre la noche en que leyó y compuso "El Valle".

Y luego, recuerdo el examen.
Recuerdo la comunión (de "común" + "unión") que había entre los tres.
Lo recuerdo como uno de los momentos más vibrantes de toda mi vida.

Recuerdo a Óscar sentado al piano volando sobre el teclado tocando un Mephisto arrebatado, sublime, mientras Tony y yo esperamos nuestro turno, con las manos como charcos y el estómago encogido. Recuerdo a Tony con la partitura del preludio de Bach, el Prokofiev y el Valle de Obermann sobre las piernas. Recuerdo cuando me dice en un susurro "toca para mí y yo tocaré para ti, es lo único que tiene que importarnos ahora". Recuerdo el impacto, y recuerdo haber tocado para él con toda mi alma: la sonata 31 de Beethoven, el Concerto Italiano de Bach y el Sposalizio. Recuerdo su mirada antes de sentarse al piano y recuerdo mi carne de gallina en la debacle de octavas del Valle de Obermann. Lo recuerdo como si hubiera ocurrido hace un segundo.

Nunca -y digo nunca- he vuelto a sentir nada tan intenso en mi vida.

A Tony le dieron sobresaliente. A Óscar y a mí, mención de honor.

Fue mágico, brutal, arrebatador.

Por eso me compré esos discos.
Porque no quiero olvidarme nunca de aquél momento, y cada vez que los escucho la emoción se me hace bola de billar y me recorre como un rodillo desde la punta del dedo gordo del pie hasta el último rincón de la epidermis capilar.

Igual que con la copla del Corpus Christi en Sevilla de Albéniz, o con los ecos del Albaicín.

Igual que con el segundo movimiento de la 2ª sonata de Rachmaninov, en la que quisiera morir sobre el piano en el clímax dramático de las octavas, con los graves golpeándome la boca de un estómago ahogado en tanta belleza.
Cuando se la escuché en directo a mi profesor y maestro, Leonel Morales -no recuerdo si fue en el teatro Monumental o en el Centro Cultural de la Villa- las lágrimas se me escapaban solas, era imposible controlarlas, se iban enredadas en la vorágine de las notas y volaban, volaban, volaban...

Ayer, por fin, entré en la Fnac y compré parte de mi pasado.

:'-)

PD: Señores, gracias por existir.

3 comments | post a comment



Date:2004-03-24 19:56
Subject:
Security:Public
Mood: uncomfortable

Inquietud. Espera.

Sensación de estar viviendo unas horas de absoluta paz previas a un cambio, un leve cambio. Suena la música de preisner en el CD, hay un silencio espeso a mi alrededor, interrumpido sólo por el continuo runrún del ventilador del portátil.

Afuera, cae la noche gris y densa bajo la lluvia, la ciudad sigue su curso, los neones se encienden y se apagan, los barrios crecen allá donde sólo hubo árboles en mi infancia y chabolas en mi adolescencia. Nada en mi entorno es ya lo mismo. Cuando llega la luz llega la vida, pero también se lleva la oscuridad que había, y que no sé por qué, para mí era mejor.

[ Cuando en el pueblo de mi infancia llegó la luz a la carretera que baja a la playa, nada volvió a ser lo mismo. Desde que para ver Casiopea hubo que esconderse detrás del tronco del eucalipto para que el foco no te cegara, nada volvió a ser lo mismo. Desde que el grillo y la mole del mar dieron paso a la moto y al mazazo del coche en plena ruta del bacalao, nada volvió a ser lo mismo. Sólo en los días de invierno, esos en que la niebla envuelve al pueblo en silencio, en que la noche entra a las cinco y la lluvia repiquetea en las hojas y el mar y el cielo son la misma cosa, sólo entonces vuelvo a las tardes de mi infancia, que olían a bocadillo de jamón húmedo, a roca y a tierra mojada. Y a salitre. ]

Cuando me asomo por las altísimas ventanas de mi casa, ya no me siento libre, sino dentro de las fauces del monstruo. Donde la vista se perdía en las montañas y por las noches no había más que oscuridad, crece un monumental trazado de calles y farolas, preludio de barrios y centros comerciales. Mis ojos ya no reconocen mi entorno. El viejo álamo que señalaba la estrella cada noche junto a la pequeña estación, hace tiempo que ya no existe. La libertad que empezaba más allá de las vallas de mi colegio se vende en parcelas, pisos y áticos de 170 millones. Ya no habrá gitanillos riendo y haciéndoles calvos a las niñas de lazo y uniforme. Ya no habrá rebaños enteros de ovejas interrumpiendo funciones con tendencia infinito, ni murciélagos colgando de las cortinas en clase de plástica. Ni perros callejeros a los que cobijar en secreto, ni huidas clandestinas más allá del último camino transitable, con destino a las amapolas. Ha llegado la hora de los bancos, los spa y los niños de la play.

Que el cielo nos ampare.

 

 

 

 

post a comment



Date:2004-03-23 22:08
Subject:
Security:Public
Mood: calm

Vuelvo. Redescubro. Cambio. Contemplo.

me gusta.

no puedo decir que tenga abandonado este diario porque no es cierto. vuelvo muchos días, y lo miro, como queriéndole decir "eh, chico, estoy aquí, perdona que hoy no tenga ánimo para decirte nada más". Pero en realidad siempre estoy, siempre paso. Miro, leo algo de los demás, me río, o no me río, me gusta esta foto, están como cabras, esto es genial, la de tiempo que tiene la gente, cosas así. Hay días que uno tiene cuerpo de diario, hay días que no. Ya se me pasó aquello del diario de quinto de egebé en que si no escribías no molaba, en que había que escribir por obligación y contarle al mundo que habías ido al dentista o habías perdido el paraguas al salir del cine.

No.

Me gusta más esto. Entrar de vez en cuando y sonreírle al journal. Hola. Hace casi ocho meses de aquello de la pulsera (me acuerdo como si hubiera sido hace un minuto). De hacer las maletas para volver a casa. (Esto me recuerda a que hace ocho meses que no veo el mar, y todo empieza a confabular para ponerle remedio. Mi cuerpo puede soportar más de una año de paro laboral, pero nunca más de un año sin ver el atlántico). Lisboa. El viaje prometido, shaker , a ver cuándo vamos.

El cherokee acaba de enviarme un relato, con un párrafo que podría sintetizar esa estética literaria de las tres emes: mundo, malditismo y mujeres.

has vuelto a patrullar las calles, ciego como un muro de hormigón aun con los oídos bien abiertos para poder escuchar el tintineo de los tacones que ponen música a la oscuridad. Me cuentas que en una mano llevas un látigo y en la otra un pañuelo fino bordado con versos de Neruda. Tienes razón, hay que ir bien armado cuando se pretende abordar el alma de una mujer.

por aquí seguimos.

 

 

1 comment | post a comment



Date:2003-08-24 19:36
Subject:punto y seguido.
Security:Public

curioso.
para que luego digan que las cosas no saben.
hoy, después de hacer la maleta,he ido a la playa a darme el último baño, frente a las costas de portugal.
al llegar a casa me he metido en la ducha, y como una extraña señal, cuando he terminado de ducharme, la esclava que llevo en el tobillo desde el principio del verano, se había roto.
no se había abierto, se ha roto, y no se ha colado por el agujero de la ducha, sino que, lentamente, se ha deslizado al suelo junto con la toalla.

:)

se acabó el verano.
recojo todo, hago maletas.
mañana a la una salgo para madrid.
llegaré a chamartín a las 9.30.

nos leemos allí.
(besos Shak, preciosa foto ;-* :-)

buen viaje a mí misma.
:))

2 comments | post a comment



Date:2003-08-18 22:03
Subject:todo raro
Security:Public
Mood: groggy

un clima extraño para un día extraño

demasiado calor a todas horas, no es normal aquí.
son las diez de la noche y el cielo todavía guarda luz al fondo, donde termina la línea del mar.
hay una franja gris
luego una gran franja naranja de luz que termina en azul verdoso.
y de nuevo una gran franja gris de nubes, o de niebla, o de enrarecimiento, o de yo que se qué.
y el mar, también extraño, reflejando semejante estado de ánimo atmosférico.
un mar sospechosamente calmado.
una luz excesivamente amarilla
un calor anodino y soporífero
una quietud inquietante, valga la paradoja.

y mi trancazo, que no me abandona, a pesar de los días.

los perros de los vecinos llevan ladrando todo el día, están inquietos.
algo barruntan.

he visto a una cardelina paseando por el campo como si estuviera sola, y a un pájaro cuyo nombre desconozco, con la cola color salmón, esperando cosa de una hora sobre el muro, hasta que ha visto a la lombriz y se la ha comido a tres metros de mis zapatillas.

lo reconozco, he estado esa hora contemplando sus movimientos.
subía
bajaba
miraba
pero no se iba.
le he tirado pan, pero no le interesaba.

él quería su lombriz.
cuando la ha visto, desde lo alto, ha bajado al campo y se ha posado, tenso, sobre la hierba. se ha tomado unos cuántos segundos.
la ha contemplado mientras se arrastraba y se retorcía, se ha regocijado, se ha puesto la servilleta.
y luego, zas, la ha atrapado y se ha llevado su manjar a una piedra.

lo que más me ha sorprendido -siempre se aprende de la ley de la selva- es que no le interesó mi pan.

post a comment



Date:2003-08-18 21:46
Subject:dieciocho de agosto
Security:Public
Mood: contemplative

regreso a este diario.

no sé muy bien por qué, ni para qué, ni durante cuánto tiempo.

simplemente regreso

1 comment | post a comment



Date:2002-10-06 15:55
Subject:De miseria
Security:Public
Mood: nauseated

Hay algo que me supera en este mundo, y es la catetez del miserable. Lo que en Tolkien sería el personaje de Lengua de Serpiente. Lo que en IRC se traduce en un alma en pena que se dedica a guardar logs ( unos diálogos supuestamente privados) para utilizarlos como "prueba" de no se sabe qué maquinaciones enfermizas. Es como lo de la cámara oculta en una habitación privada. Es la maldad de la violación llevada a terrenos más virtuales. Aspiro a la belleza, y a la limpieza de corazón y de mente, y mi pobre pero luchadora voluntad se rebela y se compadece de la miseria de los Lengua de Serpiente que pululan por la vida. Qué falta de seriedad. Qué lástima. Y sobre todo, qué vida más aburrida.

En fin.

:-·

post a comment



Date:2002-10-02 21:28
Subject:De manu scriptu [argumentatio]
Security:Public
Mood: quixotic

Es curioso, pero al final acaba siempre teniendo más ¿importancia? lo que se puede tocar.
Me refiero a este diario. Y a mi cuaderno.
Los dos son lugares para la reflexión y para la palabra. Y sin embargo, el cuaderno, aunque ajado, tiene más señorío, más magia que esta página virtual, a la que, sin embargo, ya le he cogido cariño. El cuaderno está deshojado, desmembrado, lleno de cosas ( aparte de las fotos y las letras ) El cuaderno es dueño de trozos de vida.
Este diario, no.
Este diario se rehace, se recrea, se renueva constantemente.

En él está el pasado, pero el pasado no está en él.

Siempre es el mismo, clónico, lineal, impoluto, impecable: virtual.

No se mancha de café.

Como dijo Saramago, nunca una lágrima emborronará un email.

Los mails son como los elfos: inmortales, o revestidos de cierta inmortalidad. No les afecta el acero, ni el paso del tiempo.

Yo en cambio, prefiero a los Hombres, a los portadores del Cuaderno. Mortales, y sensibles.

"Sois débiles. Yo en cambio pagaría por sentir lo que vosotros sentís", que dice el adusto BMW del anuncio de voz profunda.

Probablemente, este diario virtual guarde más palabras que mi cuaderno. Puede ser.
Pero nunca podrá transmitirme el olor a eucalipto de la hoja que pegué en vacaciones.

Creo que no hay remedio: a pesar de mi condición de navegante, sigo siendo ratón de biblioteca.

A mí los libros.
A mí los códices.
A mí los manuscritos.
A mí los incunables.

"Coidémonos. Ven xente" (M. Rivas)

2 comments | post a comment



Date:2002-10-02 12:11
Subject:Cita Inicial
Security:Public
Mood: complacent

Nunca está solo aquel que ha amado.
Nunca aquél que escribe en los puertos.

(A.A. Herrera)

[ aunque sean virtuales, añado]

(Maremaris, comandante de navío )

Bienvenidos a bordo.
Abróchense los cinturones
Vamos a despegar
Este es el barco de Peter Pan y yo acabo de secuestrarlo.

Rumbo al norte.

6 comments | post a comment


browse
my journal